Blogia
Rachelinlondon

Si tu abuela no te pregunta si estás enferma...

Si tu abuela no te pregunta si estás enferma...

...estás jodida.

No hay mejor baremo, toda mujer moderna que se precie de serlo ha de saberlo, para saber si estás engordando, que ir a ver a tu abuela.

Y la mía, en estas navidades, no me lo preguntó. Es más, no es que no me lo preguntara, es que me dijo explícitamente:

“Parece que te has engordao, no?”

Lo cual, querid@s mí@s, no puede significar nada bueno.

Cierto que un par de días antes de ir a casa me compré un pantalón de la talla 40.

Cierto que tengo últimamente unas tetas tamaño Dolly Parton que no te quiero ni contar. (Que no….que no estamos preñados…)

Pero cierto también que yo siempre he sido tetoncilla (carga genética. Si no, mirad mi madre y…acordaos de la Lauri).

Y no menos cierto que, unos cuantos días y unos cuantos platos de verdura más tarde, volví a comprarme unos pantalones de la 38. (Sí, en la misma tienda. El truco de ir a tiendas con el tallaje más amplio cuando nos sentimos gordas o nos queremos alegrar el día lo conocemos todas, pero este no es el caso. Es más, me compré el mismo modelo, pero en otro color. Los de la 40, a día de hoy, me van grandes.)

Así que no le daba muchas vueltas (he engordado algo, lo sé. No me he pesao, ni pienso hacerlo, pero solía hacer la 36 de pantalón y la 100 de pechera, y hace algún tiempo que voy haciendo una talla más de ambos(y la pechera va en aumento…)), pero el comentario de mi abuela, tan discreta y diplomática ella por otro lado,(os lo imagináis, seguro, por su toque puramente…no sé como decirlo…¿sutil?...¿delicado?...,pero por si no, os aclaro que es la madre de mi tía Trini…Lo que yo decía, la carga genética, que es inevitable), me tiene sumida en la más cruel y drástica de las más crueles y drásticas de cuantas dietas hayan sido inventadas por el hombre…

A ver, que igual no es tan drástica, pero me habéis pillado en la hora H. Ya sabéis, la temible hora H, en la que hace un huevo ya que has desayunado, y queda un huevo pa que comas. Exactamente yo he desayunado a las 8 y media, y comeré con el Javi, que llega de trabajar como a las 3 y cuarto. El reloj de mi portátil me indica que son las 13:47. Haced las cuentas.

Así las cosas, me muero de hambre. Y no me cabe más agua. Ni me apetece. Si bebo otro trago de agua voy a vomitar. Santa Kate Moss, patrona de los cuerpos esqueléticos andróginos y escuchimizados…mándame ayuda en forma de pasa estomacal !!

Me voy a por algo. Una manzana, creo. Sí, eso estaría bien.

Besos!!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres