Blogia
Rachelinlondon

33 metros cuadrados.

33 metros cuadrados.

Ese es el espacio del que disponemos,mi Javito y yo,para dormir,comer,cagar(perdón por la expresión,pero en fino no me salía),y demás cotidianidades.

El viernes lo medimos,con un cacharro al que le pones las medidas y él solito te las calcula,y nuestra expectación hacia en cuantos metros nos movemos se vio un poco desmejorada cuando vimos el resultado.

33 metros cuadrados.

Nuestra buhardilla chuliguay hace sólo 33 metros cuadrados.

Pero,en contra de lo que se podría pensar,lo que seguro pensáis vosotros,no vivimos demasiado apretados.

A mi casa lo peor que le pasa es que tiene mala distribución.Si pudiéramos poner los muebles de otra manera,para empezar tendríamos bastantes más,y estoy segura de que quedaría mucho mejor.Pero no lo pensaron mucho cuando la hicieron,o no tenían ganas de calentarse la cabeza y lo dejaron así,ves a saber.

Y luego está lo del sofá.Dormimos en un futón,que es una plataforma de madera que se dobla en tres partes,dándo lugar a un no-sabes-que-incómodo-con-las-rodillas-en-la-boca-sofá,que tenemos siempre abierto como cama,por comodidad.Por comodidad,y por que es tan incómodo que cualquiera pasa la faena de montarlo cada día pa estar sentada a ras de suelo,con las rodillas peligrosamente cerca de la boca.

Y andamos mirando de comprar un sofa-cama.

Por tener algo parecido a un comedor.

Pero,o son carísimos carísimos de la muerte,o el colchón es muy fino,o es demasiado complicado de abrir como para montarlo cada día,o,simplemente,no nos gusta.

Así que seguimos en el futón.

Y en cuanto al espacio,donde este no llega lo suplen el ingenio y la buena voluntad.Ingenio el que tuvimos,por ejempo,para colocar las cocacolas en una mesilla de noche que hace las veces de mesita a la entrada para dejar las llaves y eso,una función decorativa que yo le di poniendo un bol con flores secas,armario de las camisetas del Javi,cocacolero(antes era despensa de sopas,pastas y latas varias),y buena voluntad la que le eché yo al asunto dejando en casa de mis padres mis 20 o 25 pares de zapatos(no es broma,durante años de compras más o menos compulsivas he acumulado más o menos esa cifra),mis chaquetas(otro tanto),los cuatro armarios,dos cajones de debajo de la cama y tres cajas de encima del armario llenas de ropa,y mi considerable colección de libros(Eso sí me duele,ves?Ahí la buena voluntad se fue un poco a tomar por culo…Pero los Garía Marquez y las Etxebarrías de mi vida se vinieron conmigo en el primer viaje.Por supuesto!!!),y me apaño con un armario para la ropa(con el cual tengo quehacer algo,tengo que hacer algo,cualquier día se desborda,nos cae encima y nos mata),y tres estanterías para mis queridos libros,y la verdad es que tampoco me importa mucho ajustarme al poco espacio.

Concluyendo,que yo por lo menos soy inmensamente feliz en mi buhardilla de 33 metros,y que igual al final va a ser verdad eso de que el tamaño no importa.

Al menos en cuanto a pisos se refiere.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres