Blogia
Rachelinlondon

Mira lo que me he encontrao...

Mira lo que me he encontrao...

Las charitys, para quien no lo sepa, son tiendas que abundan como las setas en Inglaterra.

Charity, como su nombre indica, significa caridad. Y venden cosas de segunda mano.

¿Que qué tiene que ver la caridad con la segunda mano? Muy fácil.Supongamos que tienes en tu casa unos libros que no lees, que ya has leído, o que sabes positivamente que no vas a leer nunca (no nos olvidemos que no todo el mundo hace lista de reyes, y a veces caen libros que tienen detrás una gran campaña de publicidad, aunque sean caca pura de la gorda, y alguien va y te lo regala. Véase el código Da Vinci, los pilares de la tierra, cualquiera de John Grisham…etc. (por supuestísimo, esta es sólo mi opinión, así que si hay alguien que disfruta con esos libros o similares, que no se sienta ofendido. A mi, que la gente lea, ya me parece más que suficiente, corriendo los tiempos que corren), o cualquier cosa de casa que no vayas a usar más, o que jamás se te pasaría por la cabeza meter en tu vida (regalos de boda inspirados, intentos de ajuarizarte regalándote sábanas o toallas horrendas…).

Pues bien, coges esos trastos y te vas a la Charity más cercana. Allí, los donas altruistamente para que los vendan. Altruistamente, porque tú noves un duro de la futura venta, que los beneficios de vender tus indeseables se los dan a alguna organización caritativa, que aquí las hay a barrer. Incluso hay un hospital entero, enoooorme, para enfermos terminales, construido y mantenido “únicamente” con donativos. Otro día os cuento con más detalle.

Y yo, basurerilla que es una, soy asidua a las charitys.Me encanta remenear trastos viejos, mirar aquellas estanterías cargaditas de mierdas varias. Y encuentro unos chollos que te cagas. Cosas únicas, que ya no están a la venta, y que sería imposible encontrar en otro sitio. Tengo pendiente una foto de unos colgadores en forma de tetera…que se me cayeron las bragas al suelo cuando las vi.Y tienen mil libros de todo tipo, (incluso francés, alemán, castellano…) a precios que una lectora empedernida como yo agradece mucho.

Y ahí, en la estantería de los libros, chafardeando, voy y me encuentro esto.Es una especie de versión de coña del Cosmopolitan, pero en gato.

Gatopolitan.

Te cagas.

Os prometo que os pondré más fotos, que la portada es buena, pero dentro tiene cosas…cosas…inexplicables.

No me digáis que no es simpática…

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres