Blogia

Rachelinlondon

Hay que ver lo curiosa que es la vida a veces.

En mi anterior trabajo, yo era cazalibros. Trabajaba en un distribuidor de libros, donde vendíamos libros a universidades bibliotecas y similares. Siendo las universidades sitios de conocimiento e investigación, y las bibliotecas sitios de estudio y consulta, a veces nos pedían libros raros que te cagas. Ponencias de la ONU, libros en griego publicados en 1850, tratados sobre los diferentes estados del musgo de las setas y sus varias aplicaciones…la lista es interminable. Ya ahí estaba la Raquelita, internet y teléfono en mano, rastreando editoriales, libreros de viejo, bancos de datos e incluso a veces persiguiendo a los mismos autores de los libros para conseguir un ejemplar. En el mundo laboral esto se traduce a un huevo de trabajo. Cuando llegaba por las mañanas tenía ante mí unos 25 emails cada día, diez o doce de ellos nuevos problemas y el resto contestaciones a los enviados en días anteriores. Llegaba a las 8, metía la cabeza en el ordenador y no la sacaba hasta la hora de comer, para media hora después volver al ataque con la barriga llena. A veces me hacía el café por la mañana y a las 4 ni me lo había tomado. Allí no tenía una pausa de 15 minutos cada dos horas para ir a fumar, ni falta que me hacía. No lo echaba ni de menos.

Ahora…

Ahora trabajo en la Kodak, donde espero que sea algo temporal y provocado por el hecho de que aún soy nueva, pero me paso el día, hablando en plata, tocándome los huevos a dos manos. Llego a las 8 y media, a las 10 tengo la faena acabada y hala, a esperar que den las cinco menos cuarto. En la Kodak trabajo en la división que se encarga de lidiar con las planchas para imprimir. Tratamos con periódicos, revistas, empresas de diseño gráfico, imprentas… parece ser que ando en el mismo ramo, igual para que no se me olvide que algún día tendré que escribir ese libro que mi madre y hermana llevan tanto tiempo esperando que les diga que ya he acabado. En principio me voy a hacer cargo de unos 50 clientes, a los que tengo que cuidar y ver que les lleguen bien los pedidos, resolverles las dudas y posiblemente pelearme con ellos para que nos paguen las facturas. Con esto de la crisis hay mucha empresa que no paga y también mucho espabilado que se hace el sueco… Supongo que cuando me los den para que los lleve yo el volumen de trabajo subirá, pero de momento me paso el día tomando café(descafeinado, por supuestísimo)y mi fabuloso plan de ir a fumar dos veces al día se ha quedao en eso, en un plan. Con lo  de que aquí puedo bajar a fumar cuando me dé la gana y estarme el rato que quiera, me bajo tres o cuatro veces al día al fumadero inmundo de detrás de la empresa y me sé la vida y milagros de media compañía. Prometo fotos del sitio en próximos posts. El fumadero inmundo se merece un post para sí mismo.

 Total, que me pasaba los días llorando porque no daba abasto y me dolía la cabeza de tanto estar pegada al ordenador, ya hora me paso la vida quejándome de que no tengo nada que hacer y rogando que venga alguien y me tire un montón de carpetas sobre la mesa a ver si me entretengo.

 

Lo positivo de esto es que he vuelto a escribir aquí. Posiblemente vuelva a hacerlo pronto, dado el nivel de tiempo libre del que parezco disponer últimamente.

 

Entretanto, quedo disponible para que me enviéis emails contándome vuestras cosas, a ver si nos entretenemos…

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Si, amig@s mí@s, estoy ciega como un topo.

La cosa empezó hace unos años, durante la época en que lo del dolor de cabeza era tan común en mi vida en que cuando fui al neurólogo le dije”No, si a mí ya no me importa la cabeza,de hecho llevo un mes así, pero es que ya no le veo sentido a la vida,y me sabe mal que un día me explote y ponérselo a mi madre todo perdido”, y el pobre hombre me dijo que”Hombre, un mes doliéndote la cabeza no es normal…”

Tras varios tests(ninguno agradable, por supuesto, pero en uno de ellos me pusieron unas ventosas en la cabeza que hacían un daño horroroso y encima dejaban marca feísima en la frente)descubrimos dos cosas:que sufro de migrañas,cosa que que euieres que te diga,ya me imaginaba yo,que no era un aneurisma del que me fuera a morir(fiuuuu!!)y que tenía que llevar gafas para leer y el ordenador.

Así que me compré unas gafas. Metálicas, monísimas, que además me quedaban bien. En serio. Yo por aquél entonces iba al instituto y un chico de allí(del último curso!!)me paró para decirme que mira que estás guapa con esas gafas, niña(No seáis malpensados,que no pasó de ahí la cosa.Ya lo he dicho alguna vez,creo.Los chicos mayores siempre me dieron miedo)con lo cual lo de llevar gafas nunca me ha supuesto un problema.

Pasaron los años, y me compré unas de pasta. Verdes,Vogue,20.000 pelas la montura sola(yo era pija,recordad…)que a nadie le gustaban pero me traumaron y me dejaron toda la vida enganchada a las gafas de pasta. Ese día se acabaron las de metal para mí.

Actualmente, llevo unas de pasta verdes con tiras de colores, alargadas. Me encantan,pero mis gafas tienen varios problemas:

-Pesan igual un poco de más, y en los días que los dolores de cabeza me hinchan la cabeza(si, que pasa?)llego a casa con una tira roja encima de la nariz,que me da una pinta de lerda que no me merezco.

-Como tengo los ojos grandes pero me empeño en comprar gafas pequeñas, se me reduce mucho la visión.Significando esto que o miro por encima de las gafas o me las tengo que poner en la frente para bajar, por ejemplo, la escalera de mi oficina.

-Como solo me las pongo para currar y curro sentada en una oficina, no tengo costumbre y no sé andar con ellas. Escalones, bordillos,entradas a los vagones de metro…ese tipo de cosas. Imagino que la franja verde de pasta de la montura que me impide ver, que no me coge el ojo dentro, no ayuda mucho.

Así que me pongo las gafas solo pa currar. En mi anterior curro la verdad es que me rascaba bastante la barriga y me pasaba más tiempo con las gafas encima de la mesa que con ellas puestas.

 

En mi nuevo curro…trabajo como una cabrona,todo el día pegada a la pantalla.Y como no hay pausas pal té cada dos horas,son ocho horas a piñón engafada.Cuando no curro más y son nueve o diez…

Cuando me voy pa casa y me quito las gafas,no veo una mierda.Borroso que no os podéis imaginar.Voy por el metro con la cara arrugada y los ojos guiñados intentando averiguar a qué hora pasa el próximo metro.

Y,seguramente por llevar las gafas ocho horas y luego ir sin ellas,han vuelto los dolores de cabeza.El último set fue de nueve días, nueve,seguidos.Hoy estoy en casa con la pelota hirviendo,y gran parte del domingo me lo pasé tirada en la cama con un antifaz y una bolsa de pimientos congelados en la cabeza.

Así las cosas,he decidido ponerme lentillas.

Y esta mañana he aprovechado i he ido a la óptica.Ilusa de mí,pensaba que saldría de allí con las lentllas ya puestas.

Nada más lejos de la realidad.

El martes tengo un test de visión(me voy a reír con el deletreo en inglés que sólo lo sé yo…),y luego un test para ver si tengo el ojo sano y puedo llevar lentillas.Luego voy otro día y me enseñan cómo se ponen,que no veas que apuro me da,luego me dan unas gratis de prueba y me voy a casa con ellas puetsas y vuelvo unos días después a ver si no se me ha caído y si no se me ha caído me dejan comprarlas.

Ya os contaré.

Minusvalía lingüística.

Minusvalía lingüística.

Es la mejor manera que se me ocurre para describir lo que me ocurre en este país.

Me explico.

Yo no tengo problemas de expresión. No los he tenido al menos,  que yo recuerde.  Puedo sin demasiado temor enfrentarme a una discusión política con mi Javiero, ponerme mala malísima y hacer a mi hermana mearse de la risa con mis comentarios dañinos, pelearme (ay…) con mi madre y decirle cosas tremendas que lamentaré toda la vida, dar consejos y tranquilizar a amigas en momentos romántico-descalabrados  y supongo que no he de expresarme tan mal cuando vomito aquí lo que se me pasa por la cabeza y la gente lo lee (y les gusta!!).

No he tenido problemas para expresarme, decía, hasta ahora que me he venido aquí.

No me malinterpretéis, hablo inglés. Tampoco es para tirar cohetes, pero lo hablo. Suficiente para trabajar en un oficina donde no se permite hablar otra cosa que inglés(contando que allí nos juntamos cuatro alemanes, una polaca, una francesa, un suizo, tres indios, yo misma y un puñado de ingleses la medida no me parece mal. Menuda torre de Babel nos montábamos allí si cada uno hablara lo suyo)y sobrevivir ocho horas cada día solo cascando y llamando por teléfono y escribiendo inglés.

El problema viene cuando vamos a comer, cuando voy a tomar una cerveza o cuando me paro a chafardear con la recepcionista ”en inglés”.

Se me va la gracia.

Quiero decir, en mi idioma es fácil hacer bromas de doble sentido,  usar palabras como inflación, políglota  o usar refranes y frases hechas.

Pero aquí, me encuentro a veces en conversaciones en las que mi cabeza piensa una respuesta ingeniosa y mi lengua se niega a decirla. Algo pasa entre el proceso de pensarlo y decirlo que se escoña la frase que quiero decir y se me queda ahí, entre las palas.

Y me toca las narices. No sabéis cómo. La gente a la que no conozco normalmente imagino que me ve mujer, joven, rubia y tetona(mala combinación pa que te tomen en serio. Mala, mala)  y da por supuesto que no soy muy espabilada.  Este prejuicio normalmente suele acabarse si digo algo ingenioso , si el/la (no sé pa que pongo “la”, si siempre son los “el”del mundo los de los prejuicios, pero bueno…) descubre que sé cosas como dónde está Zanzíbar o cual es la capital de Liechtenstein(para quien quiera saberlo, Valduz)o si le gano al trivial. Aquí no tengo esa opción. Aquí a veces he de callarme y no opinar sobre un tema, simplemente, porque no sé cómo se dice según qué palabra o por que la frase hecha que viene al pelo en tal situación no tiene traducción ni sentido en inglés.

Y, cabreo e impotencia aparte, me pregunto yo:¿Habrá algún gobierno(me vale tanto el del país en el que nací como el del que vivo ahora,no soy delicada)que me dé una paga por mi minusvalía que, lo sé, es pequeña, pero minusvalía al fin y al cabo?

Profesores del mundo...

Profesores del mundo...

Escuchad.

Entiendo que ser profesor es difícil. Entiendo que los niños son niños, y como tal son especiales y no se les puede pedir según qué (como un poco de sentido común, una pizca de autodefensa y un mucho de sentido del ridículo). Pero vosotros sois adultos y sí se os pueden pedir estas bonitas cualidades.

En mi caso, os pido (y exijo) una revisión INMEDIATA del cancionero navideño, que en mi opinión habéis dejado ya de la mano de dios por demasiado tiempo.

Durante años mi hermana y yo, provenientes de una de esas familias enormes en las que la edad de los mismos va desde neonatos a octogenarios, nos hemos debatido durante la (por mí) temida-(por ella)esperada cena de nochebuena entre partirnos de la risa o echarnos a llorar y cortarnos las venas con el cuchillo del jamón.

En nuestro caso casi siempre ha ganado el petarnos de risa, ya sea por lo de que la única manera de sobrellevar la cena (de nuevo, en mi caso)es darle al alpiste y anda una con el sentido algo revuelto y la risa fácil, o porque somos de talante bueno(su caso) y nos sabe mal reírnos de la pobre criatura y el pobre padre de la criatura.

Que vayamos ciegas de Marie Brizard o que mi madre (Santa mujer)nos haya enseñado a ser respetuosos con los demás no es excusa para someternos, cada puto año, al lamentable espectáculo de una criatura subida a una silla cantando una miserable canción sobre algún pastorcillo/oveja/ángel/trineo (táchese lo que proceda) mientras el embelesado padre apunta con la cámara para guardar detalle de tan bonita ocasión.

Y cada año, aquí es donde entráis vosotros, profesores de primaria de este mundo, la nueva canción es más lenta, más sosa y más larga que la del año anterior.

Dios mío de mi vida, cuánto dura una canción de navidad infantil!!!!

Digo yo, en mi humilde opinión de treintaycuatroañera sin hijos, que podíais poner a las criaturas a cantar algo alegre, simpático…incluso me atrevería a usar el término dicharachero, mal que me pese. Pero no los muermos estilo”voy a dormir al personal” a los que no tenéis acostumbrados. No en vano somos  la tierra del sol y de la juerga,no? Tampoco quiero yo ahora que me castigue dios y volvamos a la época folclórica Manolo-Escobalera, pero entre poc i massa, tu!

En resumen, que para ahorrarnos a mí y a las personas como a mí la tortura de cada año , evitar discusiones familiares(hay padres que se toman muy a pecho eso de que se te escape la risa mientras su retoño canta(es un decir)una bonita canción navideña que lleva tres meses estudiando en el cole)maltrato infantil(que tire el primer polvorón el que no haya sentido el deseo irrefrenable de pegarle un galletón al crío a ver si se calla)y, sobretodo, sobretodo, ahorrarme el mal trago de vivir esta experiencia de nuevo ahora que los niños son míos(sobrinos)y la hermana y madre en cuestión me saca dos palmos e imagino que ha perdido el sentido del humor ante este tipo de situaciones, os pido, OS IMPLORO, empezar a buscar nuevas canciones para enseñarle a los niños.

Si no podéis, os da pereza o cualquier otro escenario similar, no dudéis en contactar conmigo.

Disponible cual cerrajero, 24 horas al día los 7 días de la semana. Navidad incluida.

De hecho si queréis llamarme en navidad, mucho mejor.

Resurrection!

Resurrection!

Hace tanto que no escribo que dudo que nadie ya me lea, pero que le vamos a hacer. De todas maneras voy a enviar un mail a la gente que sé que lo lee a ver si les apetece leerlo y no me han mandado a la mierda.

La foto del post no es muy buena, lo sé, pero si pones resurrección en google imágenes tampoco es que te salga mucho, sabes?  

Siendo las opciones:

A)     Jesucristo nuestro señor que sale del sepulcro. Un poco blasfemo, un poco creerme yo el ombligo del mundo y un poco feo usar su imagen para decir que vuelvo a escribir en mi blog, yo que me quiero salir de la iglesia católica apostólica romana y  etc etc (Eso, pa otro artículo)

B)      Una peli de Christopher Lambert que no he visto pero hace una pinta de truño que ni os cuento,

C)      Otra de Halloween Resurrection, sin comentarios,

Y D) la de Alien que he puesto, que al menos la conoce todo el mundo.

Me quedo pues con la de Alien. A fin de cuentas, la mayoría de las veces creo que soy medio marciana.

Anyway que decimos aquí, que vuelvo a escribir, y que espero esta vez me dure la tontería un poco más. No voy a prometer un artículo cada día, a quién quiero engañar, pero farem el que podrem.

 

Besos!

Los Casual Fridays.

Los Casual Fridays.

 

Hoy es miércoles.

Escribo desde la oficina en la que trabajo.

Llevo, por lo tanto, ropa “de oficina”.

Pantalón de pinzas, jersey de lanilla fino con una camisa debajo que asoma (7 libras en la sección de ropa del supermercado. No me gusta la ropa de oficina, y me gasto en ella lo menos que puedo, total solo me la pongo para venir aquí) y chaquetilla de lana, que el jersey de debajo es de manga corta. Siempre a punto para quedarme de manga corta o abrigarme. Ya sabemos lo que pasa en las oficinas con el aire acondicionado…

Si en vez de hoy esto lo escribiera dentro de dos días, probablemente llevaría tejanos, camperas y un jersey de cuello alto.

Los viernes aquí son “Casual Friday”

Casual Friday es un invento ingles(o americano, no lo tengo muy claro) que consiste en que de lunes a jueves has de venir a la oficina vestida según unas normas, y el viernes “te dejan” ir vestido como te de la gana.

Que amables ellos.

Nos dejan venir el viernes como queramos…Ojo, siempre  que cumplamos algunas normas.

No puedo por ejemplo venir en chándal.

En mi fantástico libro del empleado pone, entre otras maravillas como que no me esta permitido comer chucherías aquí, pero que pueden ser ofrecidas por mi superior como incentivo (como lo de los burros y los terrones de azúcar, si, igualito igualito…), que los viernes, Casual Friday o no, no puedo llevar:

Jerseys de cuello halter.

Sudaderas con capucha.

Sudaderas de futbol o rugby.

Ropa con logotipos.

Minifaldas.

Chanclas.

Ropa interior a la vista.

Ropa provocativa, jerseys y tops sin manga han de ir tapados por una chaquetilla.

Camisetas.

Tops que dejen al aire la barriga.

Pantaloncetes, de ninguna largura.

Pantalones de deporte.

Pantalones de cuero.

Sombreros.

Ropa en mal estado o desgastada.

Pelo sucio o no bien cuidado (incluyendo cortes de pelo y/o colores extremos (crestas punks, pelos lilas o rosas y cosas así, supongo…)

Y la mejor de todas……

Pobre higiene personal.

Menos mal que me lo pone en el libro. Si no, no me acordaría de ducharme nunca…

Y hoy, que nos han cambiado a la planta de arriba y tampoco tenemos mucho que hacer, ando yo pensando en que me voy a poner el viernes, que no puedo ponerme mis bambas, no puedo ponerme mis viejísimos tejanos desgastados que son con los que mas cómoda voy, no puedo ponerme mi camiseta de Audrey roída que me encanta, y no puedo venir con el pelo sin peinar demasiado.

Así que, casual Friday y todo, el jueves por la noche voy a tener que estarme un ratito, como cada día, pensando que me voy a poner al día siguiente, y calentándome la cabeza.

Que bien, que es viernes en dos días y es Casual Friday…

La peor mentira del mundo...

La peor mentira del mundo...

Me la contó mi madre.

Y mira que me ha colado bolas mi madre,eh?

Desde pequeña la he oído decir cosas que yo,como buena hija,daba por ciertas.

Hasta que el sentido común se impuso.

“Los regalos los traen los Reyes Magos”

No creo que tres señores árabes,con el cacao que suelen tener por allí,se vayan a pegar el pasote de camello que se tienen que pegar pa traerme a mí la Barbie hada mágica que me he pedido.

“Si no te portas bien,los Reyes Magos no te traerán nada”

¿Y cómo van a saber esos señores lo que yo hago durante todo el año?¿Se lo chivas tú?

“Estáis las dos igual de guapas”

Y una mierda,que mi hermana con 12 años mide 1´78,tiene caderas,tetas y se ha hecho la permanente,y yo a los 10 soy un retaco,gordita,sin caderas ni tetas,y encima llevo el pelo tieso como cebollinos,largura y corte estilo Pantoja pero en rubio.

“Pues a mí me gusta tu pelo liso”

Ya.Por eso tú que lo tienes igual te haces la permanente y te pones rulos…y lo llevas escalado.

“No te preocupes,ya crecerás”

A mis 32 años,lo mejor que he conseguido es un triste 1’69.Y no creo que crezca mucho más ya.Guardo alguna esperanza,pero sé que me engaño con ello.

“Estás mejor sin flequillo,Lauri”

Mi hermana es poseedora de una frente de tamaño considerable,ligeramente apepinada,que ninguna peluquera osa dejar a la vista y que, por su propio bien y por sentido estético, ha de ser tapada.Repito,ha de ser tapada.

Con el tiempo,las mentiras han ido a más:

“Hombre,parir claro que duele,pero cuando  ves a tu bebé….se te olvida el dolor!!”

No he tenido el “gusto” de parir…pero si sé que el dolor no se “olvida”.Se siente o no se siente.Y si hace un minuto estabas rabiando,viendo el túnel ese negro que se ve al morir…no creo que vaya a pasar así,de golpe.Por muy bonito y muy tuyo que sea el bebé.

“La faena de la casa ahora te parece un rollo,pero cuando tengas tu propia casa te gustará limpiar y tenerlo todo ordenado”

Me agobiaría vivir entre mierda,sí.De ahí a que me guste…

Pero la peor, la imperdonable, la más infame de las mentiras que me ha contado mi madre,es lo de las cejas.

Yo nunca he sido muy presumida,he leído muchos más libros que revistas de chicas,con sus consejos de belleza,y no me he mirado mucho nunca al espejo.

Así las cosas,contaba 22 años de edad la primera vez que me depilé las cejas.

La Lauriana se casaba,y decidí que era un buen momento para ello,inocente de mí pensando que el depilado me iba a transformar la cara de normalita a guapísima para tan especial ocasión.

Así que cogí hora en el centro de estética,que no sabía yo ni por dónde meterle mano al asunto.

Mi madre,a todo esto,me advirtió,contándome la más perra de las mentiras que jamás madre alguna haya contado a su hija:

“Ten cuidado,que el pelo de las cejas,una vez sacado,no vuelve a crecer.Tu tía Virtudes se las depilo finísimas,como se llevaban en los 60,se arrepintió,y ara lleva toda la vida las cejas finísimas quiera o no quiera.”

Pues bien,yo no tengo ni idea del problema capilar que parece tener mi tía Virtudes,pero por lo visto yo NO lo he heredado.

Me paso la vida quitándome las cejas.

Da igual que lleve 10 años tirando y tirando y tirando de los pelos de mis cejas.Los cabrones vuelven a salir.Siempre.Sin falta.Ni uno sólo se ha quedao por el camino.

Inocentemente,cada vez que acabo y me veo el tema despejado,pienso que esa era la última vez que paso por ello,que van a dejar de crecer,y no tendré que hacerlo más.Nunca más.

Es lo que pasa por hacer caso de tu madre.

Flores para mi madre.

Cómo mi madre está lejos,no le puedo mandar flores.

Tampoco puede coger tomates de mi tomatera,si es que alguna vez se deciden a madurar y ponerse rojos.

Por ahora,son unas pelotillas verdes,duras como piedras,aunque yo espero que se vuelvan unos rojos y jugosos tomates.

Y como no puede verlas en persona,que mi mare viene en Octubre y mis plantas son de verano,pues le pongo aquí las fotos, y listo.

No es lo mismo,lo sé,pero estar a 2000 y pico kilómetros de los tuyos es lo que tiene.

Te lo pierdes todo,y ellos se pierden lo tuyo...

 Por cierto....la guarrería de papel de periódico es que estoy pintando la valla.En cuanto deje de llover y pueda seguir os la enseño.

Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket

Uno más para el club?Ojala...

Uno más para el club?Ojala...

Mi sobrino Manel se me parece mucho.

Tiene el mismo mal genio,el mismo mal carácter,el mismo mal dormir...

Parece que va sacando lo mejorcito que hay en mí.

Pero mi sobrino no ha sacado una de mis pasiones:la lectura.

Desde que nació,le voy comprando libros.

De trapo cuando era bebe,inchables para la bañera,de colorines cuando se fue haciendo mayor...y desde que tiene edad,le voy preguntando si ya sabe leer.

No veo llegar el momento en que sepa,y pueda prestarle mis libros de cuando era pequeña,para disfrutarlos con él,y que los disfrute como yo lo hacía.

Hace unos meses,me dió la peor respuesta que me pudo dar:

"Leer no me gusta,los libros son aburridos"

Se me partió el corazón,pero como cada uno ha de tener su personalidad...pues me aguanté.

¿Qué otra cosa puedo hacer?

Hoy,sin embargo,me ha dado una alegría del copón cuando le he vuelto a pregunta por el tema,a ver si mejoraba con mis chantajes(le he prometido un libro de caballos si aprende a leer bien,a ver si cuela...)y me ha dicho que ahora sí que sabe leer mejor...y que le gusta mucho!!!

Nos hemos tirado unos 20 minutos al teléfono.

El,leyéndome palabras de su libro de lectura nuevo.

Yo,llorando como una imbécil.

Me lo pierdo todo con ellos.

Pero a mi niño ahora parece que le gusta leer,y ya puedo compartir más cosas con él.

Aunque esté lejos.

De momento se ha ganado el acceso a uno de los primeros libros que me emocionaron,"El fantasma de palau"de Mira LLobet,que ahora tiene permiso de leerlo,siempre que mi madre esté delante y me lo vuelvan a dejar en su sitio.

Ahora sólo me queda esperar el momento en que le pueda enviar mails y pueda leerme......

Pox Parties(O de como los ingleses estos están zumbados)

Pox Parties(O de como los ingleses estos están zumbados)

Acabo de enterarme de una curiosa tradición inglesa.

Aquí tenemos tradiciones tan chulas cómo el Glocestershire Cheese Roller,donde se coge una colina empinada de barro,un buen grupo de colgaos y un queso,se tira el queso por la colina,allá que van los colgaos colina abajo y el colgao que lo coge gana,o el St Patrick´s Day,una fiesta en principio irlandesa,donde el objetivo principal parece ser ponerse ciego a beber,vestido de verde.

A estas alturas ya no me sorprenden mucho las tradiciones de aquí,pero esta....me ha dejado de piedra.

Por lo visto,cuando un niño coje la varicela,la madre de la criatura organiza una fiesta,donde las otras madres llevan a sus retoños,para infectarlos con el virus.

A estas fiestas víricas se las conoce como Pox Parties(pox es varicela en inglés.Realmente es Chicken Pox,pero ya sabemos que aqúí ahorran en palabras todo lo que pueden...),y por lo visto son un éxito.

Se supone que estas fiestas sirven para que así te asegures que tu niño coge la enfermedad,y no la tenga así que pasar de mayor,que esas cosas de grande son más molestas.

Chulo,eh?

Lo jodido del asunto es que hay algunas madres que parece ser que no tienen bastante protección fiestera,y han decicido ir más allá,montando "Swine Flu Parties",donde pretenden contagiar a los nenes de Swine flu(es cómo se llama aquí a la peste porcina que tanto está preocupando a las autoridades sanitarias mundiales que no se propague.Sí,esa,esa),para...pues no sé.Por que no son muy espabiladas,imagino.

Que no es broma,eh?Que el gobierno anda como loco avisando que no lo hagan,que se van a desgraciar a la descendencia con la tontada.

En fin....

Por favor,que alguien me haga MOTHERLODE

Por favor,que alguien me haga MOTHERLODE

Yo estoy enganchada a Los Sims.

Enganchada de verdad,de darme las mil de la noche diciéndole a mi otra yo,la virtual,la que vive con el Javiero en una casa que te cagas,con sus dos gemelas(os lo juro,la embaracé…y me salieron dos gemelas.Será un aviso del destino????),la que no ha de hacer dieta,la que toca el piano,la que va siempre peinada como dios manda…la que es todo lo que yo no soy,vaya,que se lave,que haga pis,que se siente,que se levante…lo que me de la gana,oiga usted,que allí en el juego YO soy destino,yo mando y yo dirigo,y llevo mi vida como quiero.

Y ayer lo comenté con unas amigas.

Al comentarme una de ellas que sus Sims andaban en crisis monetaria contínua,le di el truco del dinero casi infinito(para quien quiera saber,pulsar CONTROL+MAYÚSCULAS+C,y en la pantallita que sale escribir MOTHERLODE,te aumenta el dinero en 50.000 simoleones),que ya que nos regalamos en el juego lo que la vida no nos da,hagámonos ricos,que carajo!!

Lo que yo no esperaba es la reacción de una de ellas…que me hizo reír y se me ha grabado en la cabeza:

Que alguien me pulse CONTROL+MAYÚSCULAS+C cuando me vea o hable conmigo a ver si se me abre la ventanita esa y me escribís MOTHERLODE, a ver si en mi cartera aparece no 50.000 simoleones de esos que no se acaban nunca si no 50.000 euros.

Y pensando pensando,la verdad es que estaría de puta madre que alguien nos pudiera abrir una ventanita,ponernos motherlode y que nos cayeran,así de la nada,50.000 castañas.

No?

Así que hago un llamamiento,por si alguien tiene ese poder(nunca se sabe,internet llega a todos lados):

Por favor,que alguien me haga motherlode!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Mi tita Raquel me ha mandado un ratón desde Londres...Y no se ha muerto en el avión!!!!

Mi tita Raquel me ha mandado un ratón desde Londres...Y no se ha muerto en el avión!!!!

Eso es lo que dice mi sobrino Manel a todo el  que le felicita sus recién estrenados seis años, y a todo aquél que quiera escuchar.

Que su tita Raquel le ha regalado un Hámster es cierto, pero ahí acaba la verdad en todo este asunto.

Evidentemente.

Ha sido mi hermana la que ha ido a la tienda, ha elegido y comprado un hámster, una jaula y supongo que pipas, y ha sido también ella quien se ha encargado de envolver la jaula, hacerle agujeros, y ponerle un sello.

Sin embargo, el niño se ha tragado doblada la increíble historia de que yo he comprado el roedor, lo he envuelto y he ido a correos, donde lo han metido en un avión…y a Sabadell!!!

Y claro, con el razonamiento propio de sus escasos seis años, lo que más le ha sorprendido del tema es que Nuka(si, Nuka le han puesto.Mi hermana,que parece ser que quedó traumatiza por la serie aquella de Yaki y Nuka.Tanto,como para no acordarse que aquellos eran osos, no ratones…)no se ha quedao tieso en el avión.

Y yo me muero de risa…y de envidia.

Risa porque me hace gracia ver que para niño el hámster no está mal(y andaba loco por uno…no sabéis de que manera)pero lo interesante del regalo es que el hámster ha venido en avión(parece ser que eso le da un toque extra)…y no se ha muerto!!!

Y envidia, porque ya quisiera yo tener esa inocencia y ese prisma para ver la vida.

Ojalá me pudiera yo creer las bolas que el mundo intenta meternos….

Mascarilleando.

Mascarilleando.

Manual de uso y disfrute de la mascarilla común:

·         Lávese la cara con agua.A poder ser tíbia. Si está fría duele(sobre todo si vive usted en Londres,donde hace un frío que pela)Si es caliente ha de estar al tanto caso que,como a mí,se le vaya la castaña esperando que el agua se caliente y se pegue un quemazo del copón en la mejilla.

·         Coja el sobre de mascarilla,y ábralo tirando por la línea pre cortada que lleva a tal efecto.

·         Déjese usted de mordiscos y vaya a por unas tijeras,que la línea pre cortada que lleva tal efecto no funciona.

·         Aprete el sobre hasta que salga la plasta verde.Limpie la pica y/o el suelo y vuelva a apretar el sobre de mascarilla,esta vez con algo de cuidado,poniendo la mano más cerca del sobre.

·         Coja la plasta de la palma de su mano y empiece a extenderla por la cara.

·         Siga extendiendo.

·         Siga.Es desagradable,pero sus poros se lo agradecerán.

·         No se incline a besar a su pareja.El pelo tiende a ir a la cara,y se le va a llenar de plasta verde.

Ya está usted enmascarillada.Ahora procedamos a completar el ritual.

 

·         Coja una revista.De moda.No vale un libro,la psp o la tele.Ha de ser una revista,cuanto menor contenido y más modelos,mejor.

·         Túmbese en la cama.

·         Abra la revista.

·         Déjese impactar por las pestañas imposibles,los botes de perfume gigantes y los cuerpos impúberes de las modelos.

·         Pase los anuncios.

·         Siga pasando.

·         Más

·         Un poco más.

·         Si ha conseguido llegar hasta la página 20,enhorabuena,va usted a empezar la revista.

·         Si no ha llegado,no sea burra y siga pasando páginas.Sus poros no se lo agradecerán,pero se va a reír un rato viendo las absurdidades que escriben en este tipo de revistas.Se lo aseguro.

·         Pase como pueda la media hora siguiente,leyendo sobre como rizar el pelo liso,alisar el pelo rizado,trucos para mantener/conseguir/dejar a su hombre,consejos sexuales varios,alguna historia tremenda basada en hechos reales(yo me di a la bebida/fui prostituta/estuve en una secta/vencí la anorexia…seguro que sabe a que me refiero,verdad?)y vea carísimos ropajes que no puede comprar pero le aseguran que son imprescindibles en su armario.

Llegados a este punto,tiene usted hecha la mitad del camino.

Puede que su coeficiente intelectual haya bajado 10 puntos,pero recuerde:sus poros se lo agradecerán.

Ahora viene la parte divertida.

·         Abra la boca.

·         Más.

·         Más.

·         Un poquito más.

·         ¿Lo nota?

·         Efectivamente…se le está cuarteando la cara.

·         Levántese de la cama y busque un espejo.

·         Mírese.

·         Este es el aspecto que tendrá con 80 años.

·         Vaya gesticulando un rato,para ver las diferentes opciones del estucado veneciano que lleva en la cara.

·         Cuando se haya cansado de mirarse,vaya a donde esté su pareja,y haga lo mismo delante de él.Si no se va,es su hombre “pa los restos”.

·         Siga gesticulando y riéndose un rato,hasta que se aburra,o hasta que su pareja ponga cara de aburrido.

·         No se sienta culpable por ello.Recuerda:ahora tiene el coeficiente intelectual algo desmejorado.

·         Vaya al baño.

·         Abra el agua(tíbia,recuerda?)

·         Lávese la cara.

·         Otra vez.

·         Otra vez.

·         Otra más.

·         Lávese el pelo de la frente,que lo tiene verde.

·         Suénese. Enérgicamente.Es la única manera de sacarse la plasta verde de dentro de la nariz.

Ha acabado usted el delicado proceso de hacerse una mascarilla.

¿Se lo nota?

¿Tiene usted la piel más brillante?

¿Más limpia?

¿Más tersa?

O,como es mi caso,cree que ha tirado media hora de su vida,que podría haber usado en hacer otras mil cosas,todas más interesantes?

Si es así,haga como yo.Repita este mantra:

"No seas burra,no lo notas,pero tus poros te lo agradecen.Todas las mujeres se hacen mascarillas,tú puedes soportarlo.Y sí,vas a hacerlo.Una vez a la semana.Prometido."

 

 

Crisi,crisis...lo que hay es un motón de espabilaos!!(Historia de una lata de tomate)

Crisi,crisis...lo que hay es un motón de espabilaos!!(Historia de una lata de tomate)

Cuando yo llegué aquí,se me abrían varias opciones supermercadales.

Teníamos por un lado el Sainsbury´s,famoso supermercado que anuncian por la tele personajes famosos,lo cual se traduce en varios  pros y contras:

Los contras,que al cocinero famoso que anuncia sus productos hay que pagarle y eso,evidentemente,encarece los precios.

Los pros,que al ser un supermercado potente como para pagar cocineros famosos que anuncien sus productos tiene dinero para comprar grandes cantidades,y vender productos de sus propias marcas,lo que abarata precios.

Por otro lado(y algo más cerca de casa)teníamos el Somerfield,supermercado de cadena igualmente,con similares marcas propias,y también anunciado por la tele,aunque con cutre-anuncios que no incluyen cocinero de marca.Un supermercado de segunda,vaya.

Y existe,aunque yo me viera privado de ello porque me pilla a tomar por culo de casa,el Tesco,famosísimo supermercado inglés,que se autoanuncia como"el mayor supermercado de Inglaterra"y que yo no sé si será el mayor,pero desde luego Tescos te los encuentras a patadas,uno en cada esquina.Menos en mi barrio,claro,que solo hay uno, y lo han puesto en la otra punta del barrio,lejos de mi casa.

Así las cosas, fui a hacer investigación de campo a ambos supermercados.

No es que sea yo particularmente ahorrativa(no nos olvidemos que una es algo tonta,y se pirra por la ropa de marca,los juguetitos electrónicos y pijadas varias),pero teniendo en cuenta que no tengo casa,cabe la posibilidad de algún día  tener hijos y he de ir pensando en comprar una y "hacer nido",aparte del hecho de que estoy de inmigrante aquí.Ya que he dejado allí familia y sol,y me he venido aquí a pasar frío y posibles malos ratos con el inglés(que se pasan...),al menos haré algo de dinero,aprovechando que aquí los sueldos son bastante altos y la libra potente(eso antes,ara la libra...contentos nos tiene la libra...)

Y si hay algo que no puede faltar en casa(cocacolas y nocilla aparte)es tomate de bote.Con la pasión que traía yo de casa por espaguetis,macarrones y todo tipo de pasta,y la que he adquirido aquí por las albóndigas con tomate,la lata de tomate en casa es un "must",que decimos aquí.Así que ese fue mi baremo para elegir supermercado.

Pues bién,mi estudio de campo reveló que el tomate de lata tenía más o menos el mismo precio,siendo el del Sainsbury´s de mayor calidad.

17 céntimos me cobraban por la lata de medio kilo.Lata que,os cuento,no tiene abrefacil.Cosa que en España rara vez sucede,pero aquí lo raro es encontrarse una que lo llleve.

Pero al final,aunque no fuera de tan buena calidad,acabé comprando las latas en el Somerfield,que me pillaba más cerca.

Hasta que un día,oh sorpresa,me encuentro un cartel bajo las latas que pone que,mira tú ellos que buenos,me bajan de precio la lata de tomate.De 20 céntimos que "decían"que valía, me la dejaban amablemente en 18.

Anda que listos,que me suben un céntimo y encima he de darles las gracias.

Y por lo visto la estrategia les funcionó,vendieron más latas de tomate,y al final,entre rebaja y rebaja me la cobraban a 24 céntimos.

Indignada,me fui a la competencia,donde la lata de tomate seguía a 17 céntimos.

Hasta que se dieron cuenta.

Me he pasado el último año viniendo indignada de comprar,viendo como la lata de tomate cada vez iba más alta.

Pero el colmo ha sido desde que el tema de la crisis ha calado hondo, y me han subido los precios de manera descaradamente vergonzosa.

Ara pago 44 libras por lata.Calcular vosotr@s la subida.

Claro que la gente "nota"la crisis.

Claro que "parece que desde que hay crisis no llego a fin de mes".

Claro que "no sé a donde vamos a llegar".

Pero crisis, lo que se dice crisis...no hay.

Lo que hay son un montón de espabilaos por el mundo..

Tengo un diamante!!!!!!!!!!!!!

Tengo un diamante!!!!!!!!!!!!!

Sí,amig@s,tengo un diamante....

No lo he dicho con propiedad:

TENGO-UN-DIAMANTEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE!!!!!!(léase chillando una a grito pelao,saltando por la casa)

Mi Javiero me ha regalado un diamante para reyes(ya, los reyes son el 6 de Enero,lo sé.Pero una es impaciente y no aguanta la espera y nos dimos los regalos el 23 de diciembre),y me ha hecho la mujer más feliz del mundo.

Me paso el día con la mano estirada,metiéndola bajo cuanta luz encuentro,mirando destellos....

Y no,no nos vamos a casar ni nada por el estilo.

Sólo es que el Javi sabe que yo,urraca como soy que se me van los ojos tras todo brillo que veo,me vuelvo loca por los diamantes,y me iba a gustar uno....

Y vaya si me gusta!!!!!

Así que ya lo sabéis,a partir de ahora si voy a vuestras casas,más os vale apagar las luces.

Si no no creo que os haga mucho caso....

El Sorry.

El Sorry.

Aquí en Inglaterra son muy finos y educados…cuando quieren.

Por ejemplo, cuando subimos unas escaleras mecánicas, todos automáticamente nos  colocamos  al lado derecho, en fila de a uno, permitiendo así que si alguien tiene más prisa que nosotros pase rápidamente.

O igual es para que no nos tengan que decir que si les dejamos pasar, evitando así el contacto humano, tan temido por estos lares. En el metro vamos todos con la cabeza metida en libros y diarios, evitando mirarnos. Si se te olvida el libro, lo que puede pasarte es que te pases el viaje agobiadísima, sin saber dónde mirar, porque cada vez que tu mirada tropieza con otra mirada, de alguna otra pobre alma que también se ha olvidado el libro, sientes esa sensación de vergüenza de haber mirado al alguien. Es difícil de explicar.

Peor lo pero de aquí es el sorry. Es matador.

En español, para llamar la atención de alguien tenemos una palabra, que casualmente es la misa que usamos para disculparnos. Perdona.

En inglés hay dos, excuse me para llamar la atención, y sorry cuando el mal ya está hecho.

Pero la realidad es otra.

Eso pasa mucho aquí, que las cosas cambian de cómo las has aprendido a como son en realidad. Por ejemplo, cuando estudias inglés te dicen que por la mañana se dice good morning. La pronunciación cambiará del profe a ti de manera alarmante, pero tú te esfuerzas, y te escueces repitiéndolo  hasta que el good morning te sale de manera que suena a inglés.

Llegas aquí, y la gente no dice good morning. Dicen morning (el good se lo comen), y lo pronuncian tan rápido que suena a algo como órnin.

Algo similar pasa con el sorry.

Si vas por según que zonas del centro, estaciones de metro abarrotadas, las calles principales llenas de gente y sitios así, lo que más oyes es sorry.

En principio si alguien quisiera pasar y le molestaras, te diría excuse me y luego pasaría.

Si te empuja para pasar, lo normal es que se te disculpe, usando para ello el sorry.

Pero no  funciona así.

Ellos dicen sorry en todas las ocasiones.

Pero hay que tener cuidado con el sorry.

Si te han dado un golpe y oyes sorry…pos nada, el mal ya está hecho. Aquí la gente se abre paso a empujones, y mientras van diciendo sorry, sorry, sorry…

Lo malo es cuando nadie te ha empujado, y oyes sorry.

Sabes que alguien va a pasar a tu lado, seguramente con prisas y malas maneras, pero no sabes por dónde te van a venir.

Lo mejor en estos casos es quedarse quieta, muy quieta, y esperar que pasen causando el mínimo daño. Si te mueves, posiblemente acabes chocando con alguien que tiene mucha prisa y te lleves un buen golpe.

Así que si venís por aquí, y oís sorry, ya sabéis.Estatuas de hielo.

Es lo más seguro.

La Bárbara.

La Bárbara.

Ayer mi madre me contó que mi hermana había ido a una cena con los antiguos compañeros del cole.

Y ya sabéis, la mente, que a veces nos lleva por donde no queremos o no imaginamos, me llevó a mis días de cole.

Yo en el cole descubrí dos cosas importantes: la envidia y el odio.

Todo ello, resumido y provocado por un solo nombre:

Bárbara.

Sí, la Bárbara de mi clase me enseñó a envidiar y a odiar, imagino que sin darse cuenta.

Todavía hoy, a mis treinta y un años, la recuerdo de vez en cuando. Prueba de ello es que el Javi haiga oído hablar de ella.

Cuando yo era pequeña los lápices, libretas y gomas de borrar bonitos eran un bien escaso. No tan escaso como en la época en que mi padre estudiaba, que se pasó de la primaria hasta que acabó utilizando sólo tristes bolis Bic( eso le ha dejado secuela, no creáis. Cada vez que pasa por una tienda de chinos para y compra bolis, de todos tipos y colores, que atesora en el armario de su despacho. La envidia y la falta de recursos infantiles, que marcan mucho…),pero suficiente para que lo más a la que una pudiera aspirar fuera a una goma de borrar Milán de nata, que ya procuraba yo no equivocarme mucho para no usarla y no que no se gastara.

Sin embargo, había en mi mundo gente privilegiada como la tal Bárbara, cuyo padre tenía más dinero que el mío, que si contaba con un surtido elenco de bolis, lápices y libretas bonitos.

Un arsenal de cosas bonitas, que a mí me retorcían el estómago cada vez que empezaba un nuevo curso.

El primer día de un nuevo curso, todos contábamos con lápices y bolis nuevos que colocábamos cuidosamente en nuestras mesas, y la mayoría lucíamos orgullosos nuevas maletas que habíamos comprado en la librería Páez.

Pero ella….ella legaba con una maleta impresionante, del Snoopy (siempre del Snoopy…),de las guapas, mil bolsillos y otras tantas cremalleras, y empezaba a sacar cosas de aquella mochila, que parecía a mis ojos el cajón de los tesoros.

Sacaba  una libreta del Snoopy, una carpeta del Snoopy y,  para mi desgracia, un bote metálico (sí, del Snoopy…)donde coloraba amorosamente toooooodos los lápices y bolis del Snoopy que sacaba de uno de sus tres estuches(el de los lápices y bolis, el de los colores, y el que contenía escuadra, cartabón y varias reglas de aquellas que llevaban letras).Del  Snoopy todo.

Yo me moría de la envidia, y en mi cabecita empezaba a instalarse el odio. Odio hacia ella, que tenía todo lo que yo no podía tener, y odio a mis cosas, que en casa eran tan chulas y tan bonitas, y que al lado del putiferio de Snoopys de la Bárbara desmerecían y se volvían cutres y roñosas…

Odiaba a la Bárbara con todas mis fuerzas.

Para que os hagáis una idea del poderío de la Bárbara os contaré un inicio de curso, cuando coincidimos en la librería Páez.

Yo estaba con mi madre, luchando para conseguir la maleta que me gustaba(aún la recuerdo, una maleta rosa(sí, de los siete a los nueve años tuve una fase rosa…tremenda…)de la Barbie, con unos dos mil bolsillos y una Barbie chiquitita colgada de la cremallera), contra la insulsa maleta rosa,(muy bonita, pero sin Barbie, sin bolsillos, y sin colgante) que era la que mi madre podía pagar si pretendía que mi hermana y yo estrenáramos mochila ese año, cuando vi aparecer la cabeza achampiñonada  de la Bárbara(llevaba uno de esos peinados cortos con la nuca rapada, que le daban todo el aspecto de una seta…años más tarde se la conocería como “seta mágica”,en referencia a una anuncio de ambientador que daban  por la tele en esa época. Alguna niña mala, odiosa y envidiosa, que le sacó el mote…)diciéndole a su madre que quería la mochila azul del Snoopy que había en una estantería. La tienda desapareció. Mi madre desapareció. Hasta mi maleta de la Barbie desapareció, toda mi atención centrada en ella y su mochila, en ver si la conseguía o no.

Y la consiguió. Por supuesto.

Por si eso no era suficiente, la voz de la madre de la Bárbara se alzó sobre todos nosotros, omnipotente y omnipresente(o eso me pareció a mí)para preguntar si había complementos a juego. Y vaya sí los había.

Bolis, lápices, estuches, bote para lápices y libretas de todas formas, tamaños y colores.

La Bárbara se fue a su casa ese día con la maleta azul del Snoopy, dos juegos,( dos!!) de complementos(uno para casa y otro para clase, oí que decía la madre), y una papelera para la habitación.

Yo…yo me llevé la maleta rosa que mi madre podía pagar, que ya me daba igual una que otra, habiendo visto lo que acababa de ver, amén de un cabreo considerable, que no se me quitó ni cuando mi madre, pobrecita, me compró uno de esos bolis gordos de quince colores, rosa, para que me hiciera juego con la maleta.

Años después me di cuenta de que, mientras todos crecíamos, ella parecía no hacerlo.

La Bárbara se quedó atrás. La Bárbara era bajita de cojones.

Agobiada como vivía yo por ser bajita(al lado mi hermana,que siempre ha sido altíiisima…Hoy hace un metro ochenta la guarra,11 centímetros más que yo…),me alegró enormemente que la Bárbara se fuera quedando pequeñaja, regordeta  y con cabeza de champiñón, mientras yo me convertía en una niña alta, rubia, y delgada. Dejaron de importarme sus maletas de Snoopy, sus chándales de Snoopy, sus bambas de Snoopy,y hasta me dio igual que incluso las bragas que le asomaban por encima del pantalón fueran de Snoopy.

Cada uno lucha con lo que tiene,no?

Eternamente joven?Puede,puede,,,

Eternamente joven?Puede,puede,,,

No nos engañemos.La arruga NO es bella.

Me importa un pimiento lo que en su día dijera Coco Chanel,inventora de la famosa frase,que por cierto me parece una señora misógina y despreciable por muchos motivos.

Lo único que es la arruga es inevitable.Tod@s tendremos arrugas,nos guste o no.Así que mejor irse haciendo a la idea...

Pero la llegada de la arruga,por otro lado,se puede atrasar.Eso al menos afirma mi madre,que lleva dándome la tabarra más o menos desde que tengo 20 años con lo de que me cuide la cara y me ponga cremas.Afirmación que cae en saco roto,ya que por más que lo intento,por más sistema tres pasos de Clinique que me compre,por más que vea que es cierto,que cuando me la pongo lo noto,no hay manera de que echarse la crema sea uno de mis hábitos diarios.

Lo intento,de veras.Cada cierto tiempo aparece en mi vida la necesidad de cuidarme la piel.Sobretodo los domingos,día en que supuestamente me enfrento a una semana en que me voy a someter a una dieta espartana,voy a empezar a comer fruta y verdura,voy a untarme la cara con mi carísimo tratamiento Clinique,y voy a maquillarme y peinarme cada día.Entendiendo por maquillarme hacerlo en casa,y ponerme sombra de ojos,pintalabios con perfilador y toda la pesca,incluso hasta maquillaje en crema,no ponerme un poco de rimmel y algo de colorete en el tren de camino al trabajo,y peinarme por recogerme el pelo de alguna manera,o al menos darle forma al flequillo con el secador,no recogerme el pelo en forma de moño con un palo y dejar que el remolino del flequillo vaya a la suya.

Pero no soy buena para la rutina,apenas tengo fuerza de voluntad,y los buenos propósitos tal y como vienen,se van.

Y aunque no me preocupe demasiado arrugarme(si lo hiciera me echaría la crema...),no puedo evitar que la presión mediática a la que nos vemos sometidas las mujeres me afecte.NO dejo de ver anuncios de cremas(protagonizados en su mayoría por niñas de 15 años que no las necesitan...),sérums de colágenos y tratamientos láser,que me recuerdan que HAY que hacer algo con la arruga,y no dejo de ver como se critica y comenta la arruga de fulanita o menganita,mientras a menganito y fulanito se les deja en paz(habéis visto la cara de arrugas del nuevo James Bond,un se supone ídolo sexual,y piel de porcelana-botox de la correspondiente chica Bond?)

Con este panorama,lo de arrugarme a veces me preocupa algo más de lo normal en mí.Mis amigas se echan crema desde los 20.Y se ponen mascarillas.Unas dos veces a las semana.Mínimo.Y tienen hijos,lo que renueva las células y hace que la piel se regenere.Así que posiblemente envejeceré antes que ellas.

Pero...hay varios factores que inclinan la balanza a mí favor.Dos de ellos muy importantes.

EL FRÍO TENSA LA PIEL.

Aunque la daña,tod@s sabemos que el frío conserva,y a frío a mí no me gana nadie.Punto pa mí,que con el frío siberiano que hace aquí no me voy a arrugar nunca.

EL SOL ENVEJECE UNA COSA MALA.

A mí hace tres años que el sol no me toca la cara.Ni ninguna otra parte del cuerpo.Y lo que me queda.Así que mientras esté aquí,años y años y años de sol y sus efectos nocivos en mi piel que me voy a ahorrar.Cara verde,sí,pero lisa como la piel de un bebé.

Así que yo,como Mel Gibson en la peli,voy a ser eternamente joven.

O casi.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Ha vuelto a mi vida.

Ha vuelto a mi vida.

Durante más de 10 años, he desayunado lo mismo:

Un café americano, la taza más grande que pillara, y un par de cigarros. O tres.

Desde que dejé de fumar, eso cambió.

No he vuelto a tomar café solo. Durante más de un año. Ni un solo día.

El café sin tabaco no me tiene ninguna gracia, y temo que si me tomo un café volveré a fumar.

Pero…ara hago dieta.

Sí, otra vez.

Y  me ha dado cuenta que una de las cosas que hacen que haya engordado es que consumo dos alimentos que antes jamás tomaba: leche y pan. Pan caía algo de vez en cuando, pero poco. La leche siempre me ha dado más bien repugnancia, así que apenas tomaba. Creo que jamás he bebido leche que no llevara café o cola cao.

Pero aquí en Londres no sé por qué motivo empecé a tomar tostadas para desayunar. Como me quité el café solo por lo del tabaco, empecé a beber café o té con leche.

Y ahora, he dejado la leche y el pan.

El pan no me importa. Total, yo no acompaño las comidas con pan, sólo he de quitarme las tostadas del desayuno  y algún bocadillo ocasional.

Pero la leche….Joer que difícil encontrar algo pa desayunar que no lleve leche, no lleve café, y se pueda beber. Antes de que contestéis, el zumo me hace vomitar. Hay tres cosas en esta vida que me dan un asco que no puedo con ellas: el zumo, la leche sola y el caldo. El de naranja aún, pero con el frío que hace aquí, lo que quiere una por la mañana es algo calentito.

Así que he vuelto a tomar café solo. Y no sé qué pasa, imagino que es el tabaco, que un americano ahora no me sabe ni la mitad de bien que me sabía antes.  Me lo tomo, pero no es lo mismo.

¿Me acostumbraré otra vez, o he perdido definitivamente la última de las señas de identidad que me quedaban?(Cualquiera que me conozca me recuerda con un cigarro en la mano, tomando café solo…)

Al menos el café no me da ganas de fumar…

Se ve que a ellos no les daban dos...

Se ve que a ellos no les daban dos...

En mi familia paterna no ganamos pa sustos.

Hace unos meses enterramos a uno de mis tíos.El cáncer al final le pudo.

Mi padre...ya sabéis,mi padre acaba de salir de un pelotazo de operación que lleva el pobre 18 meses con un pañuelo atado al cuello(ya no lo lleva,en otro rato os cuento...),pero limpio de cáncer.

Y ahora que mi padre se va recuperando,a una de mis tías le han encontrado un cáncer de pecho.

Y digo yo,siendo como son siete hermanos...¿Tres de siete no es mucho cáncer en un casa ?

Lo que me lleva a hipotetizar que:

-Aunque el médico le asegurara en su día a mi padre y ahora a mi tía que el cáncer de unos nada tiene que ver con el de los otros,mucha casualidad me parece a mí.

-Aunque mi padre es más que posible que se ganara solito su cáncer,alimentándolo día a día con sus montones de Ducados,la teoría del Javi de que si no hubiera fumado le habría salido cáncer en otro lado va cogiendo cuerpo.

-¿Qué tiene en común estos tres hermanos para que les haya salido a ellos?

Mi tía siempre fué muy delgada y mi padre decía que era"de mala casta"...Igual la mala casta tuvo algo que ver...pero no,espera.Mi padre era goooooordo como una bola(seis kilos menos cuarto cuenta mi abuela que pesó al nacer.Siendo mi abuela una primeriza de 20 años,la dejó de tal manera que dice la leyenda que los otros hijos no los paría,se le escapaban.Bonita anécdota familiar,que inclina la balanza hacia el no-quiero-niños-una-esterilización-es-lo-que-quiero-yo)así que eso no es.

Igual fue el nacer en Antequera,lo que les hizo a mi padre y tío compartir la enfermedad.En un pueblo del que se dice con orgullo que "Se comen las papas enteras",ves a saber tú lo que hay...Pero mi tía nació aquí en Sabadell(bueno,ALLÍ en Sabadell,pero ya me entendéis).Hipótesis también descartada,entonces.

Por otro lado,tampoco parece distinguir entre sexo o edad.Mi padre y mi tío eran los dos mayores,en ese orden,por lo que parecía tener alguna lógica.Los mayores enferman antes.pero entre mi tío y mi tía...hay varios hermanos.Un salto en la cadena,que la invalida.

Así que he llegado a la siguiente conclusión:

A ellos no les daban dos.

Siendo esta hipótesis tan tonta como las anteriores,va a ser que el cáncer no entiende de edades o sexos,y es una lotería que toca así,a boleo.

Tambien vaya putada que esta lotería haya tocado ya tres veces en mi casa y la otra nunca.

En fin,que nos toca otra vez sufrir un cáncer en casa,y que esperemos este tenga buen resultado.

Por lo pronto desde aquí yo no puedo ni darle un abrazo a mi tita,pero le mando todos mis ánimos y le pongo mis velitas de vez en cuando.Mucho más tampoco puedo hacer.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres